Leonor Solans

(Sevilla, 1980) es licenciada en Bellas Artes por la Facultad Alonso Cano de Granada, ciudad donde reside y trabaja. La temática habitual en su obra es la imagen de la niña. En sus retratos prevalece la ensoñación sobre la realidad y las modelos son representadas como seres enigmáticos que viven un momento de transformación extraordinario.

La gran admiración que siente por Lewis Carroll y su visión de la infancia le ha llevado a organizar numerosas exposiciones y trabajos editoriales relacionados con los cuentos de Alicia. En 2015 comisarió Carroll & Alice. 150 Aniversario de Alicia en el País de las Maravillas, patrocinada por Fundación Caja Rural de Granada, muestra en la que planteaba un recorrido visual a través de escritos, fotografías y correspondencia para rememorar la amistad que hubo entre Lewis Carroll y Alice Liddell. Esta exposición cerró un ciclo que comenzaba en 2009 con la muestra Alice's Adventures under Ground. 75 Aniversario de la muerte de Alice Liddell, que tuvo lugar en la Biblioteca de Andalucía de Granada y que acogía la serie de pinturas que la artista realizó para ilustrar el manuscrito de Carroll; y en 2012 se publicó Aventuras de Alicia bajo Tierra, una nueva edición del libro con las ilustraciones de Leonor Solans y la traducción al castellano de su padre, Modest Solans Mur.

Posteriormente también ha colaborado como ilustradora con diversas editoriales, como W. W. Norton & Company (New York) y Espasa (Barcelona), y con prestigiosas revistas como El Legado Andalusí (Granada) y AramcoWorld (Houston).

Ha realizado múltiples exposiciones en ciudades como París, Madrid, Barcelona, Londres, Málaga o Tallín, en lugares emblemáticos como el en el CAC de Málaga, en Casa de Vacas en Madrid o en el Auditorio Nacional de Tallín, siendo sus exposiciones individuales mas recientes la titulada El oro de los tigres en el Palacio de los Condes de Gabia de la Diputación de Granada, inspirada en la obra homónima de Borges y dedicada al Tiempo y la Memoria, y El zoco sin compradores, inspirada en la poesía y el arte de Al-Ándalus, expuesta en 2017 en el Colegio de España en París y en 2018 en el Cuarto Real de Santo Domingo , Granada.

Tiene en su haber numerosos premios, entre los que destacan el Premio López Villaseñor de Artes Plásticas, el Certamen Nacional de Pintura Ciudad de Manzanares, el Premio Fundación Barcelona Olímpica, el Certamen Nacional de Pintura y Escultura Ciudad de Melilla o el Premio de Pintura Emilio Ollero; ha sido finalista en el Premio BMW de Pintura, en el Premio Reina Sofía de Pintura y Escultura y en el certamen Málaga Crea los años 2012 y 2016; y ha recibido varias becas artísticas, tales como la beca Talens y la Beca Centre D’Art La Rectoría en Barcelona, la otorgada por la Fundación Rodriguez Acosta en Granada, la del Instituto Andaluz de la Juventud Becarte en Huelva, y la beca Residence d’artistes Campagn’ART en St Martin, Toulouse. Actualmente se encuentra inmersa en la elaboración de una nueva serie de pinturas que presentará en Junio del 2019 en la galería The Blue Ant de Madrid.

Texto sobre las niñas de Leonor Solans:

Leonor Solans, ritos de paso entre la inocencia y la experiencia.
Para las musas de Leonor Solans nada es lo que parece. Su propia naturaleza incauta y fantasiosa las protege de toda amenaza, como a aquella niña que William Blake imaginó retozando en un “selvático desierto” como si de un “manso jardín” se tratara, confiando a bestias temerarias la custodia de sus sueños. Sus ninfas habitan bosques interiores cultivados por una imaginación inspirada en cuentos de hadas que paradójicamente sus mentes prepúberes se empiezan a cuestionar. Como la Alicia de Lewis Carroll, poseen el poder para vadear los peligros transformándolos en divertidos acertijos. Conservan la magia de la niñez para domeñar los miedos haciendo de tigres y panteras felinos domésticos. Pero algunas de ellas acusan ya actitudes distantes con sus miradas sesgadas o empañadas por la incertidumbre, con una coquetería espontánea que anuncia un inminente rito de paso. Así, junto a las niñas que se entregan a una delirante odisea subterránea siguiendo al conejo blanco, otras parecen haber roto el hechizo de esos universos paralelos. Pero hay algo que comparten todas las nínfulas de Solans, sean ingenuas o Lolitas, amazonas impetuosas o pequeñas indolentes, y es el encanto de los estados latentes en continua formación, donde aún todo puede llegar a fraguar.

Anna Adell, Licenciada en Historia del Arte (1996) y en Documentación (2005) en la Universidad de Barcelona.
Publicado en Setdart.org / Arte Actual / Leonor Solans.